Inicio arrow Dioxido de Carbono

 

Dióxido de Carbono

Información General

El dióxido de carbono (también bióxido de carbono, óxido de carbono (IV) y anhídrido carbónico) es una molécula compuesta por dos átomos de oxígeno y un átomo de carbono, O=C=O. Su fórmula química es CO2 . El peso molecular del CO2 es 44,01.

El CO2 Forma parte de la composición de la tropósfera (capa de la atmósfera más próxima a la Tierra) actualmente en una proporción de 350 ppm. Su ciclo en la naturaleza está vinculado al del oxígeno. A pesar de que el dióxido de carbono existe principalmente en su forma gaseosa, también puede encontrarse en forma sólida y líquida.

Muchos seres vivos al respirar toman oxígeno de la atmósfera y devuelven dióxido de carbono a la atmófera. El CO2 es uno de los gases de efecto invernadero que contribuye a que la Tierra tenga una temperatura habitable, siempre y cuando se mantenga en unas cantidades determinadas. Sin dióxido de carbono, la Tierra sería un bloque de hielo. Por otro lado un exceso de CO2 impide la salida de calor de la atmósfera y provoca un calentamiento excesivo del planeta.

El dióxido de carbono fue descubierto alrededor del año 1750 por un físico y químico escocés llamado Joseph Black.

Características: 

  •   Símbolo Químico: CO2
  •   Gas no inflamable, incoloro y de olor un poco picante.
  •   Peso Molecular: 44.0
  •   Se usa en materiales comunes para gas seco.
  •   Puede paralizar el sistema respiratorio en concentraciones elevadas.
  •   Tipo de válvula del cilindro: CGA320 

  • Efectos fisiológicos y ambientales

    El dióxido de carbono es esencial para la respiración interna en el cuerpo humano. La respiración interna es un proceso por el cual el oxígeno es transportado a los tejidos corporales y el dióxido de carbono es tomado de ellos y transportado al exterior.

    El dióxido de carbono es un guardián del pH de la sangre, lo cual es esencial para sobrevivir. El sistema regulador en el cual el dióxido de carbono juega un papel importante es el llamado tampón carbonato. Consiste en iones bicarbonato y dióxido de carbono disuelto, con ácido carbónico. El ácido carbónico neutraliza los iones hidroxilo, lo que hará aumentar el pH de la sangre cuando sea añadido. El ión bicarbonato neutraliza los protones, lo que provocará una disminución del pH de la sangre cuando sea añadido. Tanto el incremento como la disminución del pH son una amenaza para la vida. Aparte de ser un tampón esencial en el cuerpo humano, también se sabe que el dióxido de carbono tiene efectos sobre la salud cuando la concentración supera un cierto límite.

    Principales peligros para la salud del dióxido de carbono

    Asfixia: Causada por la liberación de dióxido de carbono en un área cerrada o sin ventilación. Esto puede disminuir la concentración de oxígeno hasta un nivel que es inmediatamente peligroso para la salud humana.

    Congelación: El dióxido de carbono siempre se encuentra en estado sólido por debajo de los 78 °C en condiciones normales de presión, independientemente de la temperatura del aire. El manejo de este material durante más de uno o dos segundos sin la protección adecuada puede provocar graves ampollas, y otros efectos indeseados. El dióxido de carbono gaseoso liberado por un cilindro de acero, tal como un extintor de incendios, provoca efectos similares.

    Daños renales o coma: Esto es causado por una alteración en el equilibrio químico del tampón carbonato. Cuando la concentración de dióxido de carbono aumenta o disminuye, provocando alteración del equilibrio, puede tener lugar una situación amenazante para la salud.

    Algunos científicos han descubierto que el dióxido de carbono de la atmósfera ayuda a las plantas a afrontar los efectos de diversos tipos de estrés ambiental causantes de oxidación (el estrés oxidativo constituye una de las causas principales del envejecimiento). También parece ser que el dióxido de carbono produce un ligero incremento de los niveles de ciertos antioxidantes beneficiosos para la salud y de sustancias anticancerosas que las plantas producen.

    Formas producción y abastecimiento

    El dióxido de carbono se encuentra principalmente en el aire, pero también en el agua formando parte del ciclo del carbono.

    El CO2 es un compuesto resultante de todas las combustiones. En los últimos años la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera ha crecido constantemente, debido principalmente a las emisiones causadas por los seres humanos mediante el uso de combustibles fósiles. También puede obtenerse CO2 mediante procesos de fermentación y mediante el proceso de producción de ron.

    Aún cuando el dióxido de carbono se produce de manera directa en los procesos mencionados anteriormente para que éste pueda ser usado debe pasar por un proceso de purificación en el que se extraen los restos de agua, oxígeno, nitrógeno, argón, metano y etileno, entre otros.

    Cuando los volúmenes de producción y almacenamiento son muy elevados el CO2 puede ser almacenado y transportado en forma líquida, por otro lado cuando se comercializa en cantidades moderadas lo más común es la distribución en cilindros de comprimido. Siendo el estado gaseoso la forma más común de utilizar el CO2.

    Aplicaciones

    Los seres humanos usamos el dióxido de carbono de muchas formas diferentes. El ejemplo más familiar es el uso en bebidas refrescantes y cerveza, para hacerlas gaseosas. El dióxido de carbono liberado por la levadura hace que la masa se hinche.

    Algunos extintores usan dióxido de carbono porque es más denso que el aire. El dióxido de carbono puede cubrir un fuego, debido a su pesadez. Impide que el oxígeno tenga acceso al fuego y como resultado, el material en combustión es privado del oxígeno que necesita para continuar ardiendo. Además se utiliza en inflado de botes y chalecos salvavidas, fabricación de goma espuma y plásticos.

    El dióxido de carbono también es usado en una tecnología llamada extracción de fluído supercrítico que es usada para descafeinar el café. La forma sólida del dióxido de carbono, comúnmente conocida como hielo seco, se usa en los teatros para crear nieblas en el escenario y hacer que cosas como las “pociones mágicas” burbujeen.

    Por su papel en el crecimiento de las plantas, a veces se utiliza como abono.

     
    < Prev   Next >
    | Diseñado por Tecnihost|