Inicio arrow Manejo y Almac. de Cilindros

 

MANEJO Y ALMACENAJE DE CILINDROS

En la manipulación de los cilindros que contienen gases comprimidos se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

Los cilindros de gas no deben ser maltratados, o manejados rudamente. Nunca se debe permitir que se caigan, ni que golpee uno contra otro, o que sean golpeados violentamente por algún otro objeto. 

Los obreros que manejan los cilindros de gases comprimidos deben de estar adiestrados especialmente y conocer los peligros que los mencionados cilindros ofrecen, y deben estar sujetos a una estricta supervisión. 

No se deben cambiar ni quitar los números ni las marcas que estén estampadas en los cilindros. Las marcas deberán conservarse limpias y legibles. 

Debido a la forma de los cilindros su superficie lisa, volumen y peso son muy difíciles de transportarse a mano. Es preferible que se usen carretillas portátiles. Sin embrago, cuando por motivos de fuerza mayor los cilindros deben ser llevados a manos se podrían utilizar ciertos dispositivos de protección, o en su defecto ser girados sobre el canto del fondo, pero nunca arrastrados ni rodeados en posición horizontal. 

No se debe usar un electroimán para levantar o mover los cilindros. Podría resultar que fallara el sistema eléctrico y caer los cilindros los que darían motivo a que se produjera una explosión. 

Cuando los cilindros sean movidos mediante grúas fijas o móviles, ellos deberán ser colocados en plataformas especialmente construidas, y tener sumo cuidado para evitar movimientos bruscos o que sean arrastrados o golpeados. 

Los cilindros de gases comprimidos deben ser usados únicamente, como envases para el gas específico para lo que fueron diseñados. Nunca deberán usarse como rodillos, soportes, cuñas, etc., se encuentren llenos o vacíos, ya que esto puede debilitar la paredes del cilindro. 

Los cilindros que se van a transportar deben ser cargados de tal manera que pueden moverse lo menos posible. Deben ir asegurados para evitar la posibilidad de golpes, caídas o contactos violentos.

Siempre que se carguen los cilindros deberán tener la tapa de protección de la válvula (casquete) colocado y nunca se debe de coger de ella para su manejo o conducción.

Es muy arriesgado transferir de gas de un cilindro a otro, más aún si ésta operación se hace de cilindros grandes a pequeños. Esto no debe ser hecho por el personal sino por el abastecedor de gas o personas especializadas en ello.

Los accesorios de seguridad, válvulas y cilindros deben ser tratados con el mayor cuidado para que no se dañen.

Todos los cilindros deben considerarse siempre como si estuvieran llenos para efecto de su manipuleo y almacenaje. Han resultados serios accidentes cuando se pensó que los envases estaban vacíos, pero resultó que no había sido liberada toda la presión. Hay que tener en cuenta que el indicador de presión no indica correctamente la cantidad de gas en el cilindro.

Cuando los cilindros estén vacíos deben ser devueltos al abastecedor marcándolos: VACIOS. Se deben cerrar las válvulas y reponer las tapas o casquete de protección de válvula.

El manejo de los cilindro deberá siempre realizarse con las manos, guantes y ropa libre de grasas y aceites.

Cuando se transporten los cilindros a manos se evitará pasar cerca de fuentes de calor, llamas o cables eléctricos.


ALMACENAMIENTO DE CILINDROS DE GASES COMPRIMIDOS

En el almacenamiento de cilindros de gases comprimidos y sus accesorios, se deberán tomar las siguientes precauciones

Los cilindros deben ser almacenados en lugares preparados y reservados para ese propósito que sean seguros, secos y bien ventilados.

Los cilindros no deberán ser guardados cerca de elevadores, pasadizos, escaleras, etc. Donde accidentalmente puedan ser tropezados y volcados.

Los cilindros no deben ser guardados cerca de sustancias inflamables tales como aceites, grasas, gasolina, etc.

Los cilindros deberán se almacenados en posición vertical, con la válvula hacia arriba, con la tapa o casquete de protección de válvula colocada y sujeta con cadena u otro dispositivo.

El almacenamiento de los cilindros debe ser planeados de tal forma que los cilindros vayan siendo usados en el orden que van siendo recibidos por el abastecedor.

Los cilindros d oxígeno, acetileno u otro gas combustible deben ser almacenados distantes unos de otros.

Una forma de almacenar los cilindros fuera de los edificios es la de usar una plataforma o cobertizo cuyo piso está aislado del suelo, o que sea prueba de fuego, de un solo nivel, con paredes a los costados, con techo y dejando una luz entre las paredes y el techo para su ventilación. Los cilindros de oxígeno y acetileno deben distar por lo menos 6 pies entre unos y otros. De no conservar esta distancia será necesario colocar una pared divisoria entre ambos tipos de gases que sea de material incombustible.

Los cilindros almacenados fuera de edificios, deben ser protegidos contra los cambios de temperatura, y del contacto con la tierra. De allí la necesidad de colocar el techo a la plataforma, pues con ello se consigue evitar la acción directa de los rayos solares sobre los cilindros.

Los cilindros almacenados a la intemperie deben ser protegidos contra la oxidación por cuanto ésta endurece las conexiones.

Los cilindros no están diseños para soportar temperaturas mayores de 130 °F y en consecuencia ellos no deben ser almacenados cerca de fuentes de calor, aparatos de calefacción, hornos, etc

Se deben separar los cilindros vacíos de los llenos. Los cilindros vacíos de oxígeno en un grupo y los de acetileno u otros gases combustibles en otros. Para evitar confusiones los cilindros vacíos se deben rotular VACIOS

Los cilindros de oxígenos cuando están agrupados en interiores, no serán colocados próximos a cilindros que contengan acetileno u otras sustancias inflamable. Deben colocarse de modo que estén bien separados en sus respectivos grupos o de lo contrario habrá que colocar una pared divisoria resistente al fuego entre los cilindros de oxígenos y los otros gases inflamables.

La capacidad total debe ser guardados en el interior de una planta, no debe pasar de 2000 pies cúbicos de gas de acetileno, sin considerar entre ellos los que estén en uso. Cantidades excedentes a éstas deberán ser guardados en cuartos especialmente construidos para tal fin, o en edificios separados o en la parte exterior del edificio.

Los cuartos de almacenamiento de acetileno, deben ser ventilados y en ellos debe estar prohibido fumar y usar llamas abiertas. No se deberá permitir que se realicen labores dentro de los cuartos.

Los cuartos de almacenamientos deben tener los cables de luz eléctricas protegidos por tubos conduit. Los interruptores deberán estar colocados en el exterior del cuarto y los focos de luz estarán protegidos por guardas o canastillas contra roturas.

Nunca deberá permitirse que un arco eléctrico o llama abierta entre en contacto con los cilindros.

La recepción de cilindros llenos y el embarque de cilindros vacíos debe se responsabilidad de un hombre adiestrado se evitará mucha dificultad y confusión si se hace caso a esta recomendación.

Todos los cilindros deberán estar asegurados por medio de cadenas u otros dispositivos que los mantengan estables y eviten posibles caídas.

Se pueden utilizar varios métodos par evitar que se pierdan las tapas de los cilindros. Un método efectivo es usar un accesorio de aro y cadena que adjunte la tapa al cilindro. Otro es hacer responsable de la tapa al hombre a quien se encarga el cilindro.

 
< Prev   Next >
| Diseñado por Tecnihost|